Reseña #16: El mar de la Tranquilidad

viernes, 25 de marzo de 2016


El mar de la Tranquilidad es un libro que recomendó Lid de Libros del Cielo, y que decidí leer por la cantidad de reseñas con 5 estrellas que leí en Goodreads. Tengo muchos sentimientos encontrados con este libro, y ya verán el porqué.

Voy a partir con lo bueno. Amé El mar de la Tranquilidad por sus personajes principales. Nastya y Josh. Ambos son personajes muy reales y humanos, cada uno con sus fortalezas, debilidades e inseguridades. Ambos con una historia difícil que los marcó, y que deben superar a pesar de sus miedos. Aunque no me identifiqué con ellos, son personas que agradan al lector, y que siempre se muestran coherentes y verosímiles en su personalidad.

Amé el libro por la relación que surge entre Josh y Nastya. Es un amor como ninguno, que se desarrolla de forma lenta a medida que los personajes se conocen el uno al otro. En ningún momento sentí diálogos forzados, o actitudes poco creíbles. Me gustó también esta pareja, porque el amor que ellos desarrollan es uno comprensivo y cariñoso, descrito de una manera muy linda, a pesar del pasado de cada uno.

Yo recomendaría este libro como una de las mejores historias románticas que he leído. Pero, hubo varias cosas que no me gustaron para nada. Y eso que tuve consideración con la autora. Este es el primer libro de Katja Millay, por lo que al principio pasé varias cosas por alto, siendo que en otro libro no lo hubiera hecho. Pero hubo un punto en el que ya no pude más.

Odié El mar de la Tranquilidad porque tiene muchos, muchos comentarios sexistas. Por ejemplo, Nastya se viste con poco ropa, porque así no la van a considerar y sólo "resulte atractiva a las criaturas humanas más básicas". Sólo por la forma de vestir, se define como "una golfa malhablada a la que han sacado de un fumadero de crack en Cops". Además de que vemos varias veces como Drew (supuestamente encantador y nadie se le resiste) "transforma a mujeres que una vez se habían respetado a sí misma en inútiles montañas de chorradas". O también referencias a que el género femenino es débil, "Si estoy sentado en el suelo como una nenaza por que hay sangre [...]". En resumen, odié que el libro transmita pensamientos como juzgar a una persona por su forma de vestir, y que está sea referente del respeto que la persona merece. O que por sentir atracción hacia un hombre no tienes amor propio (WHAT?).

Otro problema con el libro, es que todos los personajes secundarios (menos Drew, que se salva por los pelos), son increíblemente planos. No entiendo como la autora puede haber creado personajes principales tan complejos y humanos, y tener personajes secundarios que son un cliché andante. No hay ninguna evolución de estos personajes. Es más ni siquiera sabemos que pasa con ellos al final del libro. Aparecen de vez en cuando, y luego desparecen sin aportar absolutamente nada a la trama.

Y es por esto que tengo sentimientos encontrados. Creo que Nastya y Josh son personajes increíbles atrapados en un libro mediocre a lo más. Pero le tengo mucha esperanza a Katja Millay, porque todos los errores que mencioné son mejorables. Así que espero con ansias un nuevo libro suyo, y ruego para que sea romántico.

En conclusión, esta es una historia de amor preciosa con personajes principales extraordinarios, pero que posee muchos otros extremadamente planos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Santa Template by Mery's Notebook © 2014